01 enero 2008


EL CICLISMO ME HACE SER MEJOR PROFESOR

Lee el artículo y piensa en en lo siguiente:
1. La importancia de la relación que tiene la actividad física con la salud.
2. La importancia de que encuentres alguna actividad física adecuada para ti.
3. La importancia de que encuentres actividades que a ti te hagan "fluir".
4. La importancia de que ni tu actividad física ni tus formas de "fluir" sean perjudiciales para tu salud, para las demás personas, para los demás seres vivos o para el medio ambiente.

Si eres mi alumno/a, me interesa saber cuál es tu actividad física y con qué "fluyes".

El ciclismo para mí es un estilo de vida, no un deporte. Para hacer deporte me vale correr, nadar, senderismo, fútbol o baloncesto. No, para mí el ciclismo es mucho más. Es pura filosofía de vida. Claro, debo aclarar que al decir ciclismo me estoy refiriendo a montar en bici de forma más o menos habitual durante todo el año, al menos un par de veces a la semana. Es decir, mantenerse un poco entre otoño e invierno para luego empezar a entrenarme en primavera y llegar entrenado al verano.
El objetivo es poder hacerme en verano algunas marchas "chulas" como subir los puertos de Canencia, Morcuera, Navacerrada, Serranillos, Mijares y, por supuesto, el Angliru.
No me gusta hacer más de 130 km en una etapa. No me gusta ir a competiciones ni a marchas ciclistas. Me gusta ir sólo. No compito contra nadie sólo contra mí mismo.
Para mí el ciclismo es comer y descansar bien para tener energías, prepararlo todo bien para no olvidar nada (documentación, móvil, comida, bebida, etc.), elegir el recorrido adecuado a mi forma física y entrenamiento, calentar bien antes de salir para evitar lesiones, comer y beber en los momentos adecuados (aspecto más complicado de este deporte para mí), estirar bien después del ejercicio, etc.

Además me pone en contacto con la naturaleza y me permite encontrar muchos “bichitos” de nuestra fauna (insectos, reptiles, aves, etc.) que recojo, arreglo un poco y guardo para poder enseñárselos a mis alumnos. Sólo recojo ejemplares muertos que han sido atropellados o impactado contra los vehículos.

A mí el ciclismo me permite comer bastante sin engordar, tener una figura corporal adecuada a mi gusto, tener una condición y una resistencia física aceptable y saludable, me relaja y me quita el estrés, pero además a nivel psicológico me hace ser fuerte y resistente frente al esfuerzo mental.

El ciclismo no consiste en darte una paliza y acabar destrozado o no acabar, ni en volver en Metro, Renfe o que te tengan que ir a buscar. Además sé que como ciclista soy débil frente a otros vehículos y peatones, arriesgo mi salud e incluso mi vida. Por eso las medidas de seguridad que me impongo son el casco, un silbato muy potente, un seguro que me cubre a mí y los daños que yo pueda ocasionar, una alerta constante y un elevado grado de empatía, es decir, me pongo en el lugar de los otros (sus situaciones, formas de pensar, posibles distracciones, etc.) para avisarles con tiempo y hacerme ver con claridad. Esta última medida de seguridad, para mí, es la más importante, por eso llevo el silbato.

En bici no es como vas, es como vuelves.
El ciclismo es mucho “coco”, es el arte del poco a poco, del esfuerzo con cabeza. En esencia, el ciclismo me hace sentir poderoso y olvidarme del mundo. Esto en Psicología se llama tener experiencias de “flujo”, es decir, ser uno mismo ensimismado con la actividad que realiza. Yo fluyo en bicicleta. Para mí el sufrimiento en bicicleta es relativo, es un sufrimiento agradable.

David Rosa Novalbos
Profesor de Ciencias Naturales
Agradecimiento por la creación del artículo a Mª Luisa López Núñez (Profesora de Historia)
IES Ciudad los Ángeles

5 comentarios:

Siringa Revista Escolar dijo...
Genial y entrañable artículo. Dan ganas de subir el Angliru para sentir todas esas sensaciones. Claro que el deporte hace mejor profesor y mejor persona. Por eso SIRINGA está a tope con el deporte. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS...
Lance A. dijo...
De acuerdo en la mayor parte de los comentarios. Yo también monto en bici y ahora la combino con correr, con nadar y con el senderismo por montaña. Exactamente es una filosofía de vida sana, Y UN DEPORTE. Subir los puertos que se citan y, en concreto, el Angliru, solo con filosofía, nanay. Espléndido el articulo, como todo en la revista.
Fran dijo...
Profe, estoy de acuerdo con la filosofía del deporte que nos estusiasma, yo mismo siento esa filosofía aunque no con la bicicleta, la siento con otros deportes, aunque no me disgustaría practicarlo. Bueno que sigas entrenando, a ver si bates algún record. Ok?
Laura dijo...
Estoy completamente de acuerdo con el artículo de David. Me siento identificada con sus palabras, poque yo siento lo mismo.Desde que empecé a correr me ha hecho afrontar los sinsabores de la vida de otra manera; soy más positiva,tengo más valor y me siento más fuerte. Cuando participo en las carreras, especialmente en la medio maratón, y me quedan 2 ó 3 kms para terminar y me siento agotada, reventada, es cuando, de repente, resurge una fuerza mágica,que te hace conseguir el objetivo, llegar al final entusiasmada. Es en ese momento cuando el espíritu de sacrificio y de lucha relucen...
ANimo a todos a que empiecen a desarrollar la aficción por el deporte porque sencillamente les cambiara la vida...

23 de mayo de 2008 9:46
D. Fossey dijo...
De acuerdo con todo, lo que más nos va a costar a los ciclistas es lo que dice el autor de la empatía con los demás. Parece imposible que un bonobo en 4x4 se pueda poner en la piel de un ciclista para respetarle su derecho. Pero bueno, tiempo al tiempo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver cuando kedamos para montar en bici, k tú como ya estás viejo te ganaré, k todavía sé dar pedales igual k hace dos años k te gane corriendo en subir la peña jejejejeje. Retírate. k no, es broma, k sigas montando, k hacer deporte es sano jeje, pero algún día kedamos para montar en bici. ¿Vale? Venga. jeje dew

Alejandro Cediel dijo...

¡Madre mía! mejor que contador. Eres un máquina. Yo creo que subías un poco en coche, te salías y hacías una foto, y volvías al coche. Bueno, pero de profesor te sales.
ADIOS

David Rosa dijo...

Gracias chicos. Os reto a ir en bici cuando haga buen tiempo y más horas de luz por la tarde. Ahora los mayores nos mantenemos haciendo sólo un poquito de deporte.
Con alumnos como vosotros, claro que me puedo salir como profe.
Salud a todos.

Anónimo dijo...

Me estoy enganchando a tu blog, y la verdad esto es todo lo contrario a practicar deporte, pero bueno hay que cultivar todas las inteligencias.
parcticar en mayor o menor medida cualquier deporte es sano, porque a los beneficios físicos que tiene hay que añadirle los que proporciona al individuo como persona: afán de superación, relaciónnes con otros individuos de los que se pueden aprender cosas, te aleja de hábitos que no son muy saludables, etc,
la verdad que cualquier deporte te puede aportar cosas buenas, eso sí siempre que lo practiques por gusto sin que nadie te oblige y para divertirte y relajarte y por supuesto teniendo cuidado y sin llevar tu cuerpo al límite de tus posibilidades.
David sigue pedaleando y enseñandonos lo que haces para que los que no cogemos la bici podamos ver esos lugares y quien sabe, algún día podemos visitarlos en coche. Ya se que es menos sano, pero bueno, es una opción

David Rosa dijo...

Gracias por tu comentario, Anónimo, ¿quién serás? Bueno, da igual, creo que sí has entendido mi mensaje. Besos.

diego manceras dijo...

increible yo creo k ganas a indurain en bici jejeje los sitios donde subes son muy altos asi k yo te pregunto ¿donde lo haces? un fuerte saludo.

David Rosa dijo...

Hola Dieguillo, me entreno (salgo en bici uno o dos días a la semana) por el valle del Tiétar (Sotillo, Casillas, etc.), incluso en Madrid (ciudad) salgo buscando las cuestas más grandes. Luego en primavera-verano ya me acerco hasta los puertos más majetes de la sierra de Madrid o del valle del Tiétar. Finalmente, en Asturias, el Angliru. Es como ir aprobando los pequeños examencillos que te preparan para un examen gordo. Te saludo fuertemente a ti también.

Publicar un comentario